15 dic. 2006

MI ANÁLISIS DEL iPOD SHUFFLE DE 2ª GENERACIÓN

El empaquetado

Vamos a empezar esta revisión por lo que primero se encuentra uno cuando compra el iPod Shuffle: la caja.

La nueva caja del iPod Shuffle (que comparte con el iPod nano) es totalmente diferente a la de los anteriores iPod. Esta es de plástico transparente (anteriormente eran de cartón) que, como si de un escaparate se tratase, deja ver el iPod incluso antes de abrir la caja.

Como es habitual en los embalajes de apple, el interior está diseñado para que todo esté en perfecto orden. Por un lado el iPod que está sujeto a una lámina de plástico que a su vez separa el compartimiento donde están el resto de accesorios perfectamente precintados (auriculares, cable USB con la base “dock”, manual, esponjas para los auriculares y un par de pegatinas con el símbolo de la manzana).

Como uno se puede imaginar al ver el tamaño de la caja, dentro no viene ningún CD así que dependerás de una conexión a internet para descargar iTunes que te será necesario para transferir las canciones y actualizar el firmware del iPod con las nuevas versiones que aparezcan en un futuro.

Sobre los auriculares hay que aclarar que aunque apple ha incorporado en los otros modelos de iPod unos nuevos con diferente diseño y mejores cualidades, con el Shuffle vienen los auriculares antiguos.

El diseño

El nuevo Shuffle es realmente pequeño (41,2 x 27 x 10 mm), mas incluso de lo que parece en las fotos y su peso de tan solo 15 gr. es prácticamente inapreciable por lo que este modelo es ideal para llevarlo siempre encima cuando vamos a cualquier sitio, de paseo, a hacer deporte, etc. Además, un invento tan sencillo como la pinza incorporada se convierte en una de sus mejores cualidades ya que permite sujetarlo a cualquier sitio de una forma muy cómoda sin depender de un bolsillo para llevarlo.

A pesar de tratarse del modelo mas barato de la saga iPod, apple ha huido del plástico para hacer el cuerpo principal de este reproductor y ha recurrido al aluminio lo que le da una sensación de robustez a pesar de su poco tamaño y peso.

La sencillez de uso predomina en el frontal del iPod Shuffle. Unos botones para las funciones típicas (play/pausa, volumen y avance/retroceso) en forma de rueda para que recuerde a sus hermanos mayores es lo único que veremos en el. En la parte inferior se encuentran dos mandos deslizantes para encender y apagar el iPod y para activar y desactivar el modo de reproducción aleatoria y en la parte superior la toma para los auriculares que a su vez sirve para conectar la base “dock” que nos permitirá sincronizarlo con iTunes y cargar la batería mediante el puerto USB de nuestro PC/Mac.

Además tenemos unas luces que nos indicarán el estado de la batería o algún tipo de error que se pueda producir en el iPod

clic para ampliar

Con iTunes:

Una vez conectado al PC/Mac nos aparecerá el iPod en la lista de fuentes del panel izquierdo. Si tenemos accionada la función de auto relleno, se llenará el 100% de la capacidad del iPod con canciones de nuestra biblioteca de iTunes al azar.

También podemos administrar la carga de canciones de forma manual. Para ello solo tendremos que arrastrar las canciones que nos interesen al icono del iPod Shuffle. Posteriormente se reproducirán las canciones en el mismo orden en que las hemos cargado así que en cierto modo se simplifica un poco el hecho de encontrar una canción concreta a pesar de no disponer de una pantalla… siempre que nos acordemos mas o menos el orden en que hemos cargado las canciones.

Otra función interesante es la de activar la función “disco duro”. Podremos seleccionar que cantidad de Mb podremos reservar para utilizarla como memoria para guardar otro tipo de archivos como si de un disco duro se tratase. Por ejemplo, podemos hacer que de 1 Gb que tiene el Shuffle, solo 512 Mb se dediquen a música mientras que los otros 512 Mb queden reservados para poder guardar otro tipo de archivos (fotos, videos, documentos de todo tipo…).

Todas estas características se pueden ver en el menú de configuración del iPod en iTunes.

El sonido

La verdad es que para todo aquel que ya haya tenido un iPod, poco nuevo se puede decir del sonido ya que no se diferencia demasiado de sus hermanos mayores ni por calidad ni por potencia sonora.

Solo hay que comentar que no tiene ecualizaciones prefijadas como los otros modelos de iPod pero aún así el sonido es bastante bueno. Con unos buenos auriculares cuesta trabajo creer que ese sonido salga de un aparato tan pequeño.

Conclusiones

En mi opinión y como resumen de esta prueba, el iPod Shuffle 2G es un reproductor mp3 con unas cualidades muy claras: pequeño tamaño, poco peso y una pinza para sujetarlo a cualquier sitio, es decir, es un iPod ideal para llevar a cualquier sitio en todo momento… al hacer deporte, a pasear, en los trayectos de camino al trabajo, etc, etc, etc. Y para eso ha sido diseñado. Pero está claro que como reproductor mp3 está muy limitado (no tiene radio, ecualizador, pantalla para ver fotos o videos, etc) y hay otros modelos en el mercado con el mismo precio y todas o algunas de esas prestaciones que al Shuffle le faltan.

Se lo recomendaría a quien ya tenga otro iPod y quiera uno para “maltratarlo” llevándolo siempre encima o en situaciones especiales como haciendo deporte donde sobre todo necesitamos algo que no pese ni abulte. Para eso el iPod Shuffle es ideal.

Y por supuesto para todo aquel al que le gusten las “virguerías” electrónicas mas allá de sus prestaciones porque hay que reconocer que el Shuffle 2G es una pequeña gran obra de diseño electrónico.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Gran review. Solo te ha faltado comentar algo sobre los complementos que estan saliendo a montones.

Piter dijo...

Yo ya tengo un ipod video. Con la biblioteca a rebosar en iTunes. Estaba pensando en comprar un shuffle para cuando hago deporte. ¿Puedo conectarlo al Mac sin que la biblioteca de iTunes se vuelva loca ni me fastidie todo?

El blog del Switcher dijo...

Al sincronizar el iPod con iTunes, los cambios se hacen en el iPod pero la biblioteca de iTunes no se toca así que no tiene por qué pasar nada.

Yo recomiendo que al utilizar el suffle se desactive la sincronización automática y se haga todo de forma manual así cargamos en el reproductor solo las canciones que queramos.

Esto quiere decir que al conectar el Shuffle al Mac o PC no hará nada. Tendremos que ser nosotros los que arrastremos las canciones, albums o listas de reproducción que queramos al icono del iPod que aparece en la lista de fuentes.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...